loading...

Nuevas ampollas en Europa, Angela Merkel ha cometido un error diplomático fatal. En medio de una feria alimenticia y rodeada de periodistas, olvidó que su micrófono permanecía abierto mientras mantenía una animada charla con la Directora del Fondo Monetario Internacional.


Christine Lagarde preguntó a la alemana acerca de la baja productividad española. Al poner en duda la capacidad de la canciller para conseguir que redujera el sueldo mínimo y abaratara el despido español, Merkel dijo: «conseguiré que España reduzca el sueldo mínimo a 250€ al mes - tras este comentario, dibujó una ‘z’ en el aire con la cabeza, chasqueó los dedos y añadió - because she’s is my bitch!».

La líder europea fue advertida inmediatamente del incidente por su traductora, Laia Isern, quien confesó que «no pasaba tanta vergüenza desde que fui a un mercadillo vintage y mi padre intentó vender la silla de ruedas de mi abuela como deportivo “retro”».

El Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, todavía no se ha pronunciado al respecto de las declaraciones de su homóloga alemana. Se espera que lo haga esta misma tarde. O mañana. Cuando le vaya bien a Merkel.

Cazan a Merkel con el micrófono abierto refiriéndose a España como...
Regresar al inicio