Después de la tomadura de pelo de las autopistas no me queda claro si comprar más vaselina o comprar gasolina.

España paraíso de ricos, tumba de pobres
Regresar al inicio